Colombia
Borrar

SANTILLANA utiliza cookies propias y de terceros para la analítica y mejorar la navegación.

Al continuar con la navegación aceptas nuestra

política de cookies.
Volver al inicio

Comienza un nuevo año escolar, los colegios planean su currículo educativo, a la vez que se preparan para brindar el mejor cuidado a cada uno de sus estudiantes.

El bienestar, es un tema de gran relevancia y preocupación para los padres de familia, puesto que gran parte del tiempo, los niños se encuentran en los planteles educativos, y son los colegios los que deben asumir la obligación de cuidado y protección para niños y jóvenes.

Actualmente, los padres de familia están más atentos de dónde van a matricular a su hijo, observan la seguridad de las instalaciones del colegio, solicitan información sobre el contrato a suscribir, sobre la existencia de pólizas de seguros para cubrir los daños que en desarrollo de las actividades educativas ocurran, sobre el acompañamiento y protección a los menores en diversas actividades como paseos, salidas ecológicas o prácticas de laboratorio, entre otras; y les interesa saber hasta de la tendencia religiosa de la institución, pues eventualmente puede traducirse en exigencias irracionales a los estudiantes en cuanto a su comportamiento.

En el 2018, el Consejo de Estado advirtió que el deber de custodia de los colegios se activa no solo durante el tiempo en que el estudiante permanece dentro de las instalaciones escolares, sino también durante el que dedica a la realización de otras actividades educativas o recreativas promovidas por este incluyendo paseos, excursiones, viajes y demás eventos tendientes al desarrollo de programas escolares.

Por esto, el cuidado de los estudiantes es uno de los principales factores a los que el colegio debe estar atento; ya que tienen la responsabilidad y el control de cada persona puesta bajo su custodia y de la relación de subordinación entre el profesor y/o el personal directivo frente a los estudiantes.

Siendo los docentes líderes de cada aula de clase y guías de los procesos de aprendizaje, es su obligación brindar seguridad y cuidado a cada uno de los estudiantes a su cargo.

Para ayudarte en tu labor diaria y prevenir situaciones de riesgo con tus estudiantes, te invitamos a conocer 5 recomendaciones para el cuidado de los estudiantes durante el tiempo que pasan en la instalaciones del colegio.

  1. Formar a los estudiantes en el respeto de los valores fundamentales de la dignidad humana, los Derechos Humanos. Para ello, los docentes deben inculcar un trato respetuoso y considerado hacia los demás, especialmente hacia quienes presentan discapacidad o vulnerabilidad, con el fin de evitar cualquier tipo de discriminación, maltrato o agresión.
  2. No es necesario tener una actitud controladora hacia el estudiante, sin embargo, debido a la posición que ostenta en razón de la autoridad que posee el docente, tiene el compromiso y la responsabilidad de impedir que los estudiantes actúen de una forma imprudente.
  3. Mantener vigilancia y control en cada espacio del plantel educativo y reforzar aquellos donde pueda ocurrir algún accidente. También, se debe desarrollar este punto durante las actividades pedagógicas que se realicen fuera del colegio, incluso es necesario tener más apoyo, puesto que estos espacios permiten el descontrol por parte de los estudiantes.
  4. Todos los estudiantes son importantes, por esto debemos tener el mismo tipo de atención para cada uno. Hacerlos partícipes en el aula de clase, saber sus nombres, motivarlos, mirarlos a todos, escucharlos, hablar con ellos, con el fin de que se sientan bien en clase e inspirados a aprender.
  5. No dejarse influenciar por el estado de ánimo, puede que se tenga días buenos como días malos, pero se debe tener el mismo semblante siempre, actuar con profesionalismo y no llevar los problemas personales al aula de clase.
x