Colombia
Borrar
Noticia
Entre volver a clases presenciales y cuidarnos del COVID-19
La presencialidad ha sido anunciada por el Ministerio de Salud y Educación para todas las instituciones académicas del país. Las opiniones se encuentran divididas entre el alivio y el miedo.

Colombia

/ 11 julio 2021

Desde que empezó la época de pandemia hemos vivido momentos de angustia, incertidumbre y también superación al asumir varias actividades de manera autónoma; por ejemplo, guiar con mayor frecuencia a los más pequeños de la casa en sus actividades académicas. Sin embargo, la presencialidad se acerca cada vez más y aunque aún hay miedo, sabemos que volver a la normalidad es altamente necesario.

Los anuncios más recientes dicen que a partir del mes de Julio, el regreso a clases será obligatorio para instituciones académicas públicas y privadas que van desde jardines y colegios hasta universidades en todo el país, pero la duda de los profesores y docentes es la misma: 

¿Bajo qué condiciones se volverá a la presencialidad?

En primer lugar, una de las excepciones para volver a la normalidad en las instituciones es que el aula de clase no cumpla con las condiciones para llevar a cabo el distanciamiento obligatorio de mínimo un metro de distancia. Teniendo lo anterior en cuenta, varias instituciones y docentes argumentan que esa condición aún no tiene garantías para cumplirse, porque los salones de clase no poseen la infraestructura adecuada para recibir a todos los estudiantes en un mismo espacio sin que corran riesgo de contagio.

Según un artículo de Caracol Radio,  los colegios de Cartagena no cuentan con una buena infraestructura. La personera Carmen de Caro Meza menciona que desde el huracán IOTA, presenciado el año anterior, muchos de los colegios ya no poseen techos y el agua cae dentro de las instituciones, y pidió apoyo a los ministerios para realizar los arreglos necesarios para un retorno seguro.

Por otro lado, en Boyacá estarían preparando el acompañamiento a instituciones, docentes y rectores para implementar correctamente las medidas de bioseguridad estipuladas por la resolución 777 de 2021, expedido por el Ministerio de Salud y Protección Social, para un retorno seguro a las instituciones educativas de este departamento. Además, gracias al acelere de los planes de vacunación, con más de 16.000 docentes vacunados en el país, a partir del 6 de Julio empezaron las vacunaciones a docentes rurales, indispensables para los procesos educativos en el departamento. 

Los padres aún se encuentran entre la incertidumbre y la preocupación por la formación académica y personal de sus hijos. Aunque son conscientes de que el rendimiento en su aprendizaje no se está viendo del todo afectado, sus capacidades sociales han sufrido cambios significativos por el cambio drástico de pasar de la normalidad, donde compartían con compañeros de la misma edad, a estar totalmente aislados. Por este motivo, la Ministra de Educación, María Victoria Angulo, insiste en la importancia de que los niños y jóvenes regresen a la presencialidad, como lo indica para un artículo de EL TIEMPO: 

“Es una decisión de los padres de familia y, por lo tanto, seguiremos trabajando con un consentimiento. Como sistema educativo debemos seguir respondiendo por la educación de esos menores”.

La decisión del retorno a la presencialidad en instituciones educativas no es obligatoria. Las clases presenciales se darán en el transcurso de estudios de casos de COVID-19 por departamentos y zonas en el país. No obstante, es imperativo que nuestros estudiantes puedan obtener un servicio educativo de calidad, en donde puedan, además, desenvolverse en los entornos sociales que brinda la escuela.

Fuentes: El Tiempo  Semana  Caracol  Radio Nacional  Consultor Salud  Semana
 

Suscribete a nuestras novedades
x