Colombia
Borrar
Noticia
La verdadera Navidad
Las campanas sonaban y las filas para comprar pavos y perniles el 23 y 24 de diciembre parecían interminables.

Colombia

/ 24 diciembre 2020

Las personas se aglomeraban en los supermercados en busca de los ingredientes para la cena de Navidad perfecta, mientras que otros corrían afanados por los centros comerciales para comprar los regalos faltantes para celebrar la Noche Buena con sus familias. 

Hoy en día las filas siguen. Aún hay quienes siguen buscando ese pavo o pernil para hacer con verduras y arroces en el horno, y los últimos regalos continúan siendo la prioridad de otros. Las personas, a pesar de los peligros de reunirse para estas fechas, aún conservan la esperanza de estar con sus seres queridos, festejando la Navidad. Pero, ¿es realmente necesario pasar por tantos riesgos para avivar el espíritu de esta fiesta? ¿Son los regalos y las suntuosas cenas los componentes primordiales de estas ocasiones? 

Antes de responder, es imperativo recordar qué es y de dónde viene la Navidad. 

Derivada de la palabra en latín “Natividad”, esta festividad cristiana surge para conmemorar el nacimiento de Cristo, cuya verdadera fecha permanece incierta hasta el día de hoy. No obstante, y con motivo de alejar a los creyentes de las fiestas paganas del Solsticio de invierno, el clérigo del medioevo tomó la decisión, basándose en los evangelios de San Mateo y San Lucas, de celebrar el acontecimiento en el mes de diciembre. 

Por otro lado, los adornos y las tradiciones que se adoptan alrededor del mundo pertenecen a épocas y países distintos, adaptados, con el pasar del tiempo, por varios países alrededor del mundo.  Según la página de noticias de la BBC Mundo, estos serían algunos de ellos:

  1. El árbol de Navidad que solemos decorar en estas fechas. Algunos historiadores datan su origen en el siglo VI, cuando San Bonifacio se deshizo del “Árbol del universo”, importante para los paganos nórdicos, y en su lugar adornó un abeto con velas. No obstante, también se contempla la posibilidad de que surgiese como una tradición de los seguidores de Martín Lutero. 
  2. San Nicolás, o Papá Noel, como se conoce en los países de habla hispana, es un personaje fundamental en esta época. Su origen está ligado al obispo turco del siglo VI San Nicolás de Myra, quien entregaba regalos a los más pobres durante la temporada de invierno. Sin embargo, no sería hasta el siglo XIX que se formaría la figura del hombre regordete y bonachón, montado en un trineo con renos. Esta se creó en un poema escrito por Clement Moore, que tiempo después sería tomado por la famosa empresa de Coca Cola. 
  3. El pesebre, la imagen que representa el nacimiento de Cristo, nació en la Edad Media, época en la cual los fieles realizaban recreaciones teatrales del acontecimiento. Conforme pasaron los años, la Iglesia se decantó por reemplazar las obras por imágenes estáticas, a las cuales se les agregaron los reyes magos en siglos posteriores.
  4. El pavo, uno de los platos navideños por excelencia, comenzó a tomar relevancia durante el periodo de conquista en América. Un grupo de jesuitas llevó el ave, comida por los indígenas americanos, a Europa, en donde se popularizó por su exquisitez entre los nobles, quienes lo adoptaron para ocasiones especiales. Tiempo después se criarían para su consumo en Navidad. 
  5. La Poinsettia, o Nochebuena, es la planta de hojas rojas y verdes que adorna los árboles, las coronas y demás en estas fechas. Son nativas del continente americano y los indígenas hacían uso de sus hojas para teñir de rojo sus ropajes durante las ceremonias importantes. Durante el siglo XIX, el embajador de México en los Estados Unidos, Juel Roberts Poinsett, se encargó de popularizar este arbusto y de ahí se originó la tradición de usarlo para dar color en la Navidad. 

La fiesta de la Navidad, tal y como la conocemos hoy en día, surgió a partir de multitud de costumbres que se fueron uniendo con el pasar de los años. La entrega de regalos y la cena son importantes dentro de las tradiciones que hemos adquirido, pero, más allá de estas, debemos recordar que estamos festejando el nacimiento de Cristo, un momento en el cual el núcleo familia, padres e hijo, estaban juntos, unidos por el amor y no por lo material. Las fiestas suntuosas no eran lo que más importaba para ellos, sino el hecho de estar juntos. 

Fuente: BBC Mundo.


 

Suscribete a nuestras novedades
x