Colombia
Borrar
Noticia
Cuando las cartas viajaban: El Día del Sello Postal
El 7 de enero no sólo se conmemora el nacimiento de Heinrich Stephan, el hombre que revolucionó el correo en el XIX con la Unión Postal Universal (UPU), sino también un método de comunicación que ya hemos dejado en el olvido, o mejor dicho, la forma por la cual se organizó y caracterizó durante la era victoriana mediante el uso de las postales o estampillas.

Colombia

/ 7 enero 2021

En el siglo XXI las cartas se han convertido en elementos anticuados, dignos de una época romántica y paciente, que ya no tienen cabida alguna en una era en donde la digitalización y la rapidez se ha vuelto altamente relevante con la presencia de redes sociales y correos electrónicos. Ya no necesitamos de los servicios de correo físico, que tardaban días y meses en llegar a sus destinos; ahora todo está al alcance de un click. Sin embargo, hubo una época en la que la forma más rápida de comunicación eran, en efecto, las cartas. 

Al ser las cartas el único medio por el cual las personas que vivían lejos podían comunicarse entre sí, la UPU se encargó de agilizar este método de envío, así como los paquetes, logrando entregas en tiempo récord. Fue de esta forma en que logró unir a más de un país en el globo, resultando en la implementación del método postal en todos los continentes para finales del siglo XIX, a excepción de China. Aquello convirtió al correo en el mayor medio de intercambio de información durante varias décadas hasta la llegada de Internet. 

Hoy en día los correos físicos se han vuelto escasos, pues preferimos los envíos rápidos, como Amazon o Alibaba, y sin embargo los sellos postales continúan siendo relevantes, especialmente para aquellos que conocen su valor. 

Múltiples coleccionistas alrededor del mundo están dispuestos a pagar miles de millones de dólares por las postales más antiguas y raras, cuyo valor monetario es alto. Un ejemplo de esto es el primer sello postal existente, el Penny Black de la Reina Victoria, elaborado por el profesor Rowland Hill. En la era victoriana tenía un costo de un penique; hoy en día está valorado en dos mil millones de dólares. 

Aquello que antes formaba parte de un mundo en donde el papel y la paciencia eran más importantes que la digitalidad y la inmediatez, ha adquirido un valor sentimental lo suficientemente alto como para que los fanáticos del pasado paguen cantidades exuberantes de dinero para tenerlo. No obstante, también están los curiosos, que acuden a los museos cada 7 de enero, para apreciar las exposiciones dedicadas al arte de la filatelia, en donde toda clase de estampillas son puestas a los ojos del público. 

Si deseas conocer más sobre este día, te invitamos a leer el artículo completo en el siguiente enlace: haz clic aquí

Suscribete a nuestras novedades
x